Armando Iachini: Construcciones Yamaro repasa las prácticas seguras para la operación de las grúa torre

En una construcción, además del capital humano, la grúa torre es una de las maquinarias más importantes. Esto obliga a escoger un personal debidamente capacitado para su operación y es el gruísta, el trabajador más idóneo para realizar dichas tareas de forma segura y eficaz. Construcciones Yamaro realiza un repaso de las obligaciones de esta figura vital para la obra.


Armando Iachini



Escoger el gruísta

Deber ser un trabajador con conocimientos demostrados y experiencia profesional en torno a la operación de grúas torre. Además, es necesario que supere las pruebas exigidas por parte de la empresa contratista, así como los exámenes de agudeza visual, sentido de la orientación, equilibrio y agudeza auditiva.

Obligaciones del gruísta

En general, sus obligaciones diarias son:
  • Comprobar el correcto funcionamiento de la grúa torre: frenos, ruidos, calentamiento, comportamiento del lastre.
  • Instalar la carga de nivelación.
  • Subir el gancho hasta el carrito, amarrar la grúa en los carriles, dejar la pluma en dirección al viento y desenclavada cada vez que culmine la jornada laboral.
En cuanto a las obligaciones semanales, destacan:
  • Reajustar los tornillos de la torre, pluma y corona giratoria.
  • Verificar la correcta tensión de los cables, así como el funcionamiento del pestillo de seguridad del gancho y el estado de los tramos de vía.
  • Realizar las pruebas de las protecciones contra sobrecargas, interruptores fin de carrera, mecanismos de elevación y traslación de movimientos.
  • Vigilar que todas las partes del desgaste estén sujetadas debidamente.
Comportamientos seguros del gruísta

En todo momento, hará uso de los equipos de protección personal y siempre que sea necesario, utilizará la cabina o la plataforma ubicada en la parte superior de la grúa para una mejor visualización. Así mismo, deberá realizar breves descansos periódicamente, puesto que los constantes estados de alerta para las indicaciones durante las operaciones producen desgastes físicos y metales. Quedan totalmente prohibidas las siguientes prácticas laborales:
  • Tracciones oblicuas con mecanismos de elevación.
  • Arrancar o arrastrar objetos fijos del suelo o de paredes con los mecanismos de elevación o traslación.
  • Elevar una carga por encima del personal o por un paso no demarcado, así como elevar una carga superior al peso máximo indicado.
  • Transportar personal en la grúa.
  • Depositar cargas que no lleguen al suelo o dejar el gancho apoyado en el suelo.


Por Armando Iachini


Comentarios

Entradas populares