¡IMPORTANTE! Construcciones Yamaro cuida los suelos por una construcción responsable

El movimiento de tierras es el trabajo inicial de la construcción para preparar y modelar el terreno disponible. Esta actividad no sólo representa un riesgo laboral para los trabajadores, sino para el medio ambiente, de manera que su realización debe estar sujeta a las normas de seguridad y salud laboral, así como a las normas de protección y preservación del medio ambienteConstrucciones Yamaro, siempre comprometido con la construcción responsable, recomienda seguir los siguientes pasos.






Actividades preventivas
  • Separar las zonas de trabajo con maquinarias de las zonas del personal.
  • Señalizar cada una de las zonas y crear caminos internos bien diferenciados.
  • Instalar todos los sistemas de protección colectiva.
  • Revisar la maquinaria según las instrucciones del fabricante. En caso de alguna avería o desperfecto, debe realizarse su reparación o mantenimiento antes de ponerla en funcionamiento.
  • Informar a todos los trabajadores sobre la obra que se llevará a cabo, dejando claras las prácticas laborales seguras y para la disminución del impacto ambiental, así como las funciones de cada uno de los trabajadores. Es necesario insistir en el uso de los equipos de protección personal en todo momento, sobre todo de los chalecos de alta visibilidad.
  • Recordar e insistir que las actividades se deben realizar estrictamente dentro de los límites establecidos en el proyecto.
  • Emplear las técnicas de voladura de tierra y/o roca en casos estrictamente necesarios.


Movimiento de tierras

Armando Iachini explica que en líneas generales, consiste en cuatro fases:
  1. Desbroce: consiste en retirar la capa vegetal, evitando la eliminación innecesaria de la misma. Se recomienda reutilizar la capa extraída para la construcción de nuevas áreas verdes o reciclar, por ejemplo, los árboles talados.
  2. Extracción y desmonte: es el retiro de las tierras para alcanzar la cota prevista y adaptar el terreno a las necesidades de la construcción.
  3. Transporte y descarga: consiste en llevar la tierra extraída hasta los vertederos o hasta los depósitos de la obra establecidos.
  4. Rellenado y terraplenado: es el aprovechamiento de las tierras extraídas como parte de la preparación del terreno. En esta fase, las tierras, por lo general, son usadas como base para ser extendidas y aplanadas. Es necesario minimizar la construcción de desvíos, caminos y otras obras que perjudiquen las condiciones ambientales de la zona.


Por Armando Iachini

Comentarios

Entradas populares