domingo, 24 de abril de 2016

Oscar Niemeyer; el genio de la arquitectura latinoamericana

Para Construcciones Yamaro es un deber mantenerse en la vanguardia tecnológica de la construcción en Venezuela. Por ello, presenta un repaso de las obras de uno de los arquitectos más influyentes de América Latina y uno de los arquitectos más influyentes en la arquitectura moderna internacional: Oscar Niemeyer.



Hoy, el mundo lo recuerda por ser uno de los responsables del equipo que diseñó la Sede la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, pero mucho de su legado está muy cerca de Venezuela.



Brasilia

Niemeyer fue el responsable de la construcción de los edificios íconos de Brasilia para convertirla en la nueva capital de su país: el Congreso Nacional de Brasil (Cámara de diputados y Senado federal), la Catedral de Brasilia, el Palacio de Planalto (sede del Gobierno), el Palacio de Itamaraty (sede del Ministerio de asuntos exteriores), la sede del Tribunal Federal Supremo y la residencia del presidente de Brasil: el Palacio da Alvorada.


Tras su regreso del exilio

Con su regreso a Brasil, continuaron sus labores para la construcción de sitios emblemáticos: los sambódromos de Río de Janeiro y Sao Paulo, el Panteón de la Patria (Brasilia), el Memorial de América Latina (Sao Paulo) y lo que el mundo considera como su mejor obra: el Museo de Arte Comtemporáneo de Niterói.

¿Por qué sus aportes para arquitectura y la construcción no pierden vigencia?


  • Fue pionero en la exploración de las posibilidades constructivas y plásticas del hormigón armado.
  • Sus técnicas buscaron alcanzar la plenitud de las composiciones.
  • Sus temas lograron inscribirse en la realidad circundante de sus obras.
  • Gracias a la construcción, logró manifestar el espíritu de la existencia humana.
  • Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1989.
“No es el ángulo oblicuo que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas es hecho todo el universo, el universo curvo de Einstein.”
Oscar Niemeyer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario