Armando Iachini: Construcciones Yamaro cuida el ambiente venezolano

Desde hace más de cuarenta años, Construcciones Yamaro ha sabido que la construcción es una actividad de choque para el planeta y para quienes habitan en ella, de manera que siempre buscan reducir al máximo el impacto ambiental que puedan generar sus obras. Esto los ha convertido en una empresa modelo en cuanto a la preservación del medio ambiente y la biodiversidad venezolana.



No se trata de un compromiso romántico por parte de la empresa, sino de crear métodos concretos que prolonguen la vida ambiental tal como lo establece la Unión Mundial de Conservación, la cual define el desarrollo sustentable -y todos los compromisos que deriven de este desarrollo- en términos de mejorar la calidad de vida humana sin exceder la capacidad de carga de los ecosistemas que lo sustentan.


Yamaro está comprometida con la conservación de todas las zonas que puedan ser afectadas durante la construcción sin disminuir la calidad de los diseños y la ejecución de estas obras.


Tomando en cuenta a los clientes, proveedores, empleados, comunidad y las leyes de protección del medio ambiente, Yamaro continúa logrando el fomento de la conciencia y la responsabilidad ecológica durante la operación de las actividades. Estas son las claves para lograrlo:

  • Enfocando proyectos que promuevan el desarrollo sustentable: más allá del crecimiento económico de la empresa, trabajan por la pobreza, generan recursos para el desarrollo y previenen la degradación ambiental.
  • Evaluando con minuciosidad el posible impacto ambiental: al hacerlo durante el proceso de planificación de la obra que será ejecutada, permite establecer objetivos y estrategias concretas que permitan comprender las consecuencias ambientales y así proteger al ambiente.
  • Diseñando procedimientos que aseguren el ahorro energético.
  • Proporcionando información sobre el impacto ambiental que genera la construcción de la obra.
  • Impulsando el uso consciente y racionado de los recursos naturales que sean empleados en sus obras.
  • Empleando energías alternativas, materiales amables para el medio ambiente, prácticas de construcción sostenibles y reduciendo el uso de materiales tóxicos.
  • Incrementando la eficiencia, la disciplina y la integración en los procesos de operación que tienen como marco la ley de protección del medio ambiente, lo que se convierte en una ventaja operativa.
  • Promoviendo la reutilización de productos y materiales empleados en la construcción de sus obras.
  • Clasificando los residuos que se producen durante la construcción para ser analizados y ubicados al culminar la obra.
  • Protegiendo a los trabajadores de las enfermedades ocupacionales y riesgos químicos, sin importar en cuál área de la construcción se desempeñen, protegiendo así, la vida del personal.
  • Preservando el bienestar de las comunidades aledañas a la construcción.

Comentarios

Entradas populares